El eco de La sirena de Gibraltar

El eco de La sirena de Gibraltar

Asombrado y agradecido, reproduzco palabras de escritores, periodistas, críticos, blogueros y lectores, de hecho son todo lectores, sobre La sirena de Gibraltar, mi segunda novela.

«Qué bien escribe Leandro Pérez». Arturo Pérez-Reverte

«Leandro Pérez cuenta con una baza que ya quisiera todo narrador: Torca, un tipo que está solo, y al que desde la primera página no puedes dejar de acompañar». Lorenzo Silva

«Seca y precisa como un puñetazo en la tripa. Un thriller absorbente». Juan Gómez-Jurado

«Un héroe literario a la vez vivo y arquetípico. La sirena de Gibraltar más que novela de intriga y acción es historia de amor, de aspiraciones emocionales intuidas». Santos Sanz Villanueva

«Juan Torca: un héroe turbio y necesario. En una acción intensa y bien elaborada, Leandro Pérez nos lleva de la mano por un Madrid contemporáneo, machacado por el calor, extremo, ruidoso y bello. Luego hay incursiones en el norte y Gibraltar». Juan Carlos Galindo, El País

«¿De qué lado está Torca? Aquí radica uno de sus atractivos». Lilian Neuman, La Vanguardia

«Leandro Pérez se desboca pulsionalmente con una narración descarnada y un protagonista en conflicto con un mundo oscuro y violento». Lluís Fernández, La Razón

«”La muerte es una sirena andaluza con la cola forrada de hormigón”. Pocos narradores podrían sobrevivir a ese arranque y mantenerlo durante casi 300 páginas. Pero Leandro Pérez (Burgos, 1972) lo consigue». Karina Sainz Borgo, Vozpópuli

«¿Qué hay detrás de la muerte de Becca Cruz? ¿Un asesino en serie, una conspiración o pasiones como el odio? Juan Torca lo sabe. Casi parece un personaje real. Sólo parece. Aunque quizá hasta lo sea». Antonio Lucas, El Mundo

«Leandro Pérez se doctora en intriga con La sirena de Gibraltar, un thriller a los pies del Manzanares». Jorge Sanz Casillas, ABC

«¿Sabes ese momento en el que dejas la novela pero no puedes dejar de pensar en su protagonista? O incluso en un secundario, es lo de menos. Y sí, con Juan Torca me ha pasado. Y no sólo con él, me ha pasado con Jandro, me ha pasado con Luis, incluso con su secretaria… » Blas Ruiz Grau, Zenda

«La novela se lee con facilidad y vuelve a destacar el gran pulso narrativo del autor, la riqueza de sus personajes secundarios y la contundencia de su protagonista”». Claudio Cerdán, Calibre 38

«El lector que se zambulla en este thriller será arrastrado por un torrente literario negro, trepidante y, sobre todo, adictivo». Jesús F. Úbeda, Libertad Digital

«’La sirena de Gibraltar’, un absorbente thriller de Leandro Pérez».

Antena 3

BLOGS

«¿Se puede alguien enamorar de un personaje, dejarse absorber tanto por él hasta necesitar más? Rotundamente sí porque es lo que me ha pasado con Torca. Hacía tiempo que no me gustaba tanto un personaje como lo ha hecho él». Eyra, Cosas mías

«Torca es un hombre duro y complicado que, no obstante, cae bien. Un hombre al que cualquiera cree capaz de asesinar a sangre fría». Laky, Libros que hay que leer

«Torca atrapa porque está lleno de claroscuros, puede pasar de parecer un tipo desvalido y necesitado de protección, a alguien frío e implacable». Pedro Santos, El búho entre libros

«Hemos caído rendidas en las redes de Torca». Bookeando

«Una estupenda novela negra con una trama muy atractiva y desarrollada de manera impecable». Inés, La huella de los libros

«A Juan Torca es imposible no cogerle cariño, da igual que incluso su propio hijo lo considere un asesino». Manuela, Entre mis libros y yo

«El recorrido de Torca por media España, en un calendario muy apretado, tras las pistas del escurridizo asunto, con una escala en Gibraltar, sigue al mismo ritmo rápido y sin tregua con el que se desarrolla una trama oscura y retorcida». Selin, en Anika entre libros

LECTORES  (Valoración en Amazon: 4,8 de 5 estrellas)

«Juan Torca ya es el nuevo Walter White, un nuevo superhéroe que ha vuelto para quedarse». Alvaro Varona

«Simplemente lean. Juan Torca es un personaje maravilloso que merece la pena descubrir en esta novela». Manuel Navas

«Juan Torca, un tipo con el que te irías a tomar unas cañas, pero jamás le presentarías a tu novia». Isidro Hernández

«Los hechos de la novela, y que todo transcurra en 7 días, le da un aire a 24, la serie protagonizada por Kiefer Sutherland, donde solo falta ver en cada página la cuenta atrás que atrapa a Juan Torca y al lector». Roberto

Muchas de estas críticas aparecen en este momento tuitero:

La sirena de Gibraltar

La sirena de Gibraltar con fajaPlaneta publica el 10 de enero  mi segunda novela, La sirena de Gibraltar. Una historia de amor y venganza, con Juan Torca, con algunos de sus compadres y, al menos, con una sirena.

La novela, que por cierto ya está en preventa, pasará poco frío este invierno, porque llega a las librerías con una faja de lujo:

«Leandro Pérez cuenta con una baza que ya quisiera todo narrador: Torca, un tipo que está solo y al que desde la primera página no puedes dejar de acompañar».

Lorenzo Silva

«Seca y precisa como un puñetazo en la tripa. Un thriller absorbente».
Juan Gómez-Jurado

Prisionero de Zenda

zendaNo estoy en prisión, pero desde hace meses soy prisionero de Zenda, una aventura de libros, autores y cía, mucha cía, acompañado por decenas de escritores y letraheridos. Zenda, por ahora, es una web desarrollada por Trestristestigres, dirigida por mí y capitaneada por Arturo Pérez-Reverte, cofundador y editor del proyecto.

En Zenda quiero escribir. Sin prisa. Por ahora sólo he colgado el principio de una obra todavía no publicada, El Perroflauta, que seguirá descansando en un cajón hasta que termine de pulirla y por donde no deambula Juan Torca. Por mi próxima novela, en cambio, sí que corretea Torca. Y Jandro y Laguna. Pero de eso hablaremos otro día…

La literatura es una navaja multiusos

Navaja multiusosEs jueves. Así que hoy tenemos un nuevo post en Ayer fue miércoles toda la mañana, el magnífico blog del poeta y agitador cultural, además de “apátrida, diletante y flaneur” —así se define en Instagram— Miguel Munárriz.

A partir de un diálogo de Cocaína (novela de Daniel Jiménez recién publicada por Galaxia Gutenberg, premio Dos Passos a la Primera Novela), Munárriz ha pedido a los autores de  —su agencia literaria y la mía*— que respondamos a esta pregunta: ¿Para qué sirve la literatura?

El post donde recopila las respuestas, “por riguroso orden de llegada”, no tiene desperdicio. Mi conclusión, tras leer el artículo: la literatura es una navaja multiusos. Sirve para todo. Han contestado Berna González Harbour, Alberto Llamas, José C. Valdés, Carlos Salem, Lea Vélez, Guillermo Roz, María José Rubio, Fernando Royuela, Inma Chacón, Yolanda Guerrero, Pablo del Palacio, Martín Sotelo, Esther Bendahan, María Iglesias, Luisgé Martín, Roberto Santiago, Marta del Riego, Ernesto Pérez Zúñiga, Paloma Bravo, Ana Cadenas, Natalio Grueso, Beatriz Rodríguez, Fernando Beltrán y Paloma Sánchez-Garnica. En último lugar —le mandé la respuesta hace unas horas— aparecen estas líneas mías:

«¿Que para qué sirve la literatura? A bote pronto, diría que sirve para alargar y acortar el tiempo. Para estirarlo y degustarlo, en buena compañía. Borges cerró así el epílogo a sus obras completas: “Somos todo el pasado, somos nuestra sangre, somos la gente que hemos visto morir, somos los libros que nos han mejorado, somos gratamente los otros”. Leyendo somos otros, gratamente».

Con las prisas, se me quedó algo en el tintero. Somos otros leyendo, pero también, sobre todo, escribiendo. Cuando te pones en la piel de un personaje. Flaubert quizá nunca dijera «Madame Bovary, c’est moi». Poco importa. Escribiendo mutas.

_______

(*) Desde diciembre soy un autor de , la agencia literaria de Palmira Márquez y Miguel Munárriz. Un lujo.

 

Me persigue una plancha

Una plancha me persigue. Pero no una plancha cualquiera. La que salió volando por una ventana hace unos días en Burgos.

La arrojó una mujer.

El martes,  desayunando un café con leche y un pincho de tortilla Donde Alberto, leí esta noticia en Diario de Burgos:

“Detenida por resistencia a agentes de la autoridad. El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a la mujer A.M.D.C., de 26 años, por un presunto delito de resistencia a agentes de la autoridad. Una llamada alertó de madrugada al 091 de que se estaba produciendo un altercado en un domicilio. Al llegar la patrulla, un vecino les indicó que una mujer había arrojado una plancha por la ventana, que fue recogida en la acera sin que, por suerte, hubiera lesionado a nadie. Al subir al domicilio, la referida se encontraba muy alterada y con síntomas evidentes de embriaguez. Su marido había avisado también a la Policía al no poder calmarla. Al ver a los agentes, esta se enfrentó con ellos y tuvieron que reducirla”.

No sé más. No sé qué pasó con la mujer. ¿Seguirá detenida? Aunque, como decía, la que me persigue es la plancha. La imagino en abstracto. No sé de qué marca es, qué colores o qué tamaño tiene. La veo volando, a contraluz. Con el cable colgando.

Quizá me persigue porque no sé si alguien la recogió o si acabó en un contenedor.

¿Se pueden escribir dos novelas a la vez?

writerscafe.orgDesde hace un par de semanas, sin pretenderlo, que conste, tengo dos novelas en marcha. Una es la nueva entrega de Juan Torca, el libro que desde hace meses me ronda por la cabeza, una narración bastante avanzada que ya cuenta con una estructura y unos personajes definidos. Y la otra se ha cruzado en mi camino y ha llegado para quedarse. Y con ella, dos hermanos, una adolescente de dieciséis años y un barbudo de veinte, unidos por una libreta y separados por un océano.

Salto de una novela a otra en cualquier momento, para cambiar unas palabras, añadir un párrafo o releer lo escrito el día anterior. A veces, en cambio, hago como que me olvido y me concentro sólo en una de las novelas. Mientras la otra, paciente, espera.

No sé si una “vencerá” a la otra, o si terminaré las dos a la vez. No sé cuánto seguiré así, pero es divertido.

De feria

La casetaAl otro lado de la caseta, la vida, como decía Sabina en Cuando era más joven, es “dura, distinta y feliz”. En la Feria del Libro, el escritor muta. Se convierte en un vendedor más. Un tipo que sólo trafica con una mercancía: Su Obra. Un tipo que, entre firma y firma, mantiene la compostura como puede, mientras afila la mirada y el bolígrafo. Y que, salvo que sea una celebridad,  se debe armar de paciencia mientras los niños y los mayores que no le diferencian del resto de los “caseteros” le preguntan por la última entrega del Diario de Greg o la nueva novela de María Dueñas.

Como contaba el otro día, en el artículo que reproduzco a continuación publicado en El Mundo —gracias al gran Manu Llorente, redactor jefe de Cultura, que conste—, me fui de feria dispuesto, más que a firmar, a mirar.

¿Y qué puedo añadir ahora? Que firmé algún que otro libro, no me quejo. Que miré menos de lo que preveía.  Y que sólo anoté tres palabras: bolsas y sin comentarios.

Te fijas en las bolsas, en las pocas bolsas que portan los viandantes. La Feria se celebra en un paseo, al aire libre. Aunque las cifras de ventas suelen ser elevadas, comparadas con otras épocas del año o con otros eventos librescos, la proporción entre bolsas y personas es escasa. Al menos para quienes aguardan en la caseta…

Por la tarde, nada más sentarme en la caseta, se acercó un tipo, miró de reojo la portada de mi libro, chasqueó la lengua y soltó: “sin comentarios”. Y se piró. Pero debo comentar ahora que fue una excepción: a la mayoría de la gente le gusta charlar, tanto al que echa un vistazo a los libros y sigue caminando como al que saca la cartera y te pide que se lo dediques.

Cuando uno firma un libro, por cierto, lo abandona para siempre. Bien acompañado, eso sí.

Al otro lado de la caseta

Las Cuatro Torres, entre las 15 novelas negras favoritas de la Feria del Libro

Las Cuatro Torres, entre las 15 novelas negras favoritas de la Feria del Libro

Las Cuatro Torres, en El Confidencial“La Feria del Libro de Madrid tiñe de rojo y suspense el parque del Retiro con lo mejor de la novela negra y el thriller”, asegura Prado Campos en El Confidencial. Y a continuación enumera quince novelas negras, entre las que incluye Las Cuatro Torres, junto con Irène, de Pierre Lemaitre; Total Khéops, de Jean-Claude Izzo; Hasta aquí hemos llegado, de Márkaris; Consummatum est, de César Pérez Gellida; Mistralia, de Eugenio Fuentes; Traidores a todos, de Scerbanenco; La ciudad de la memoria, de Santiago Álvarez; La neblina del ayer, de Leonardo Padura; Ofrenda a la tormenta, de Dolores Redondo; La última confidencia del escritor Hugo Mendoza, de Joaquín Camps; Los crímenes de la calle Morgue, de Poe; Huesos en el jardín, de Henning Mankell; La chica del tren, de Paula Hawkins; El invierno del lobo, de John Connolly.

Como saben los lectores de Las Cuatro Torres, el amigo Torca también devora novela negra. En esta primera entrega torquiana menciono, entre otros, a Márkaris y a Mankell, dos del listado. En la segunda entrega, que todavía no he terminado, todavía no sé si tendrá tiempo para leer. Ya os contaré.

Por cierto, me apabulla que mi novela salga con Los crímenes de la calle Morgue. Eso sí que es un crimen.

 

La soledad del escritor de fondo

Emil ZátopekA ver cómo me explico, sin parecer un misántropo: desde hace un mes espero al fin de semana como agua de mayo. Para escribir. Saco tiempo de donde puedo para parir mi segunda novela, y donde más lo encuentro suele ser los sábados y los domingos. Sin embargo, este fin de semana lo pasaré de feria, en las ferias del libro de Burgos y de Madrid, en sesión doble de mañana y tarde. No escribiré, apenas, salvo algún rato en el autobús. Me alegra, de verdad, me alegra que me hayan invitado. Pocos sitios prefiero al Espolón burgalés y al Retiro madrileño, además. Me apetece estar al otro lado de la caseta, por primera vez, y charlar de libros, no sólo del mío, con lectores, libreros y escritores. Podría tirar de refranero, recordar que no se puede estar en misa y repicando. Pero, quizá para conformarme, comparo la escritura de una novela con una maratón: ambas exigen un esfuerzo continuo y —a no ser que quieras batir algún récord— detenerse de vez en cuando para repostar.

Torca vuelve al Espolón y al Retiro

Torca vuelve al Espolón y al Retiro

Feria del Libro de MadridTorca, Juan Torca, conoce bastante bien, quizá mejor que yo, dos de los sitios más representativos de Burgos y Madrid: El Espolón, el paseo más emblemático de su ciudad natal, y el parque de El Retiro, donde corre en Las Cuatro Torres, nuestra primera novela (la suya, como protagonista, y la mía, como padre de la criatura).

Pues bien, este fin de semana los dos regresamos al Espolón y al Retiro. En ambos sitios estaremos muy bien acompañados: habrá libreros, casetas, más personajes literarios, libros, muchos libros, escritores, muchos escritores y, sobre todo, lectores, los que sostienen todo este andamiaje cultural en la encrucijada.

Primero firmo mi novela en el Recinto de la Feria en el Paseo del Espolón, junto a otros autores burgaleses como Sara Tapia, Luis Orozco y Fernando Ortega.

Sábado 30 de mayo en la Feria del Libro de Burgos, en el Paseo del Espolón:

  • Mañana de 11:30 a 14.
  • Tarde de 18 a 21.

Cartel de la Feria del Libro de BurgosAl día siguiente también hago doblete, acompañado por otros escritores de Planeta, como podéis ver El Búho entre libros.

Domingo 31 de mayo en la Feria del Libro de Madrid, en el Parque del Retiro:

  • Mañana de 12 a 14 en Planeta (caseta 251).
  • Domingo de 19 a 21 en Vips (casetas 27 y 28).

Voy dispuesto a firmar libros, cómo no, pero también a charlar sobre libros, sobre literatura. Y sobre fútbol o lo que se tercie. Y ya que llevo un bolígrafo, iré armado con una libreta, para contar mis impresiones. Hace unos cuantos lustros participé en ambas ferias como plumilla, haciendo reportajes. Estar al otro lado de la caseta quizá de juego. Ya os contaré.

La Sirena de Gibraltar

La sirena de Gibraltar
Planeta, 2017.
+ info

Las Cuatro Torres

Las Cuatro Torres
Planeta, 2014.
+ info

Leandro Pérez

Leandro Pérez. Foto de Jeosm
Leandro Pérez (Burgos, 1972) hasta ayer guardaba sus libros en un cajón. Escritor y periodista, además de otras cosas, ha trabajado en Madrid, en El Mundo, y es uno de los creadores de Trestristestigres.com...
+ info

Agencia Literaria Dos Passos
· info@dospassos.es

@leandropem

Un tuit de @JuanTorca